Cheesecake al caramelo

Cheesecake al caramelo

La cheesecake de caramelo  es un postre sublime, escénico y perfecto para cualquier ocasión. La base de galleta sostiene una crema suave y aterciopelada con el sabor ligeramente ácido típico de este pastel. ¡La decoración esta vez es más deliciosa que nunca! El dulzor del azúcar, transformado en caramelo, tendrá una nota amarga. El resultado es un equilibrio de sabores, realzado por una cascada de anacardos tostados. Nadie podrá resistirse… ¿preparado para un nuevo caballo de batalla en la cocina?

Ingredientes

  • 320 g de galletas secas (Digestive)
  • 150 g de mantequilla

Para el relleno

  • 400 ml de nata para postres
  • 250 g de queso crema Philadelphia
  • 130 g de azúcar en polvo
  • 8-10 g de hojas de gelatina

Para la cobertura

  • 200 g de azúcar en polvo
  • 125 ml de nata para postres
  • 90 g de mantequilla

Preparaciòn de Cheesecake al caramelo

  1. En una batidora picamos las galletas hasta que se conviertan en polvo, luego las pasamos a un bol y añadimos la mantequilla derretida (podemos derretirla al baño María o en el microondas y dejarla enfriar unos instantes).
  2. Mezclar bien para amalgamar estos dos ingredientes y obtener una mezcla homogénea que podemos verter en un molde abatible con el fondo cubierto con papel de horno. Con el dorso de una cuchara, nivelar la mezcla para obtener una altura regular y una base compacta. Colocar en la nevera durante unos 30 minutos.
  3. Remojar la gelatina en agua durante unos diez minutos. Mientras tanto, mezcle el queso Philadelphia y el azúcar en polvo en una cacerola pequeña. A fuego lento y removiendo con un batidor de mano, dejar que se ablande y se mezcle. Apretar y añadir la gelatina y dejar que se disuelva completamente.
  4. A continuación, retirar del fuego y dejar enfriar. Aparte, montar la nata con una batidora eléctrica. Incorporar la mezcla de antes y mezclar: la crema tenderá a deshacerse, y obtendremos una crema de consistencia bastante líquida.
  5. Vierte el relleno sobre la base de galletas y mételo en la nevera para que se endurezca durante al menos 1 hora y media. Preparar el caramelo: poner el azúcar en una sartén o cazo y fundirlo sin añadir agua. Mantener el fuego no muy alto para evitar que se queme o se pegue al fondo y remover a menudo con una cuchara de madera. Al principio tenderá a cristalizar y a formar grumos, pero poco a poco el caramelo adquirirá el clásico color ámbar.
  6. En este punto añadimos la nata varias veces: se formará un poco de humo en cuanto la echemos, pero sigue removiendo. Retiramos del fuego y añadimos la mantequilla cortada en trozos pequeños. Mezclar con una batidora de inmersión. Pasar a un recipiente y meter en la nevera durante al menos 1 hora.
  7. Finalmente completamos nuestra tarta de queso distribuyendo el caramelo por la superficie y decorando con unas avellanas tostadas u otros frutos secos al gusto.

Si le ha gustado esta receta de Cheesecake al caramelo le agradecería que comparta está recetas con sus amigos y familiares en Facebook, para mas recetas ingresar a Simplemente Recetas

App que te recomendamos

AtFit: Calculadora de calorías
AtFit: Calculadora de calorías

Recetas relacionadas